Política de cookies Política de Cookies.
Reserva ahora
+34 981353266
Reserva ahora

Camino Inglés

WP_20170324_001

Peregrinación a Santiago de Compostela. Etapas

1. FERROL - NEDA. 15 KM
     

  • Km 0. Ferrol 

En la misma dársena de Curuxeiras comienza el Camino Inglés. Un monolito de piedra con el escudo de Galicia labrado, donde las siete cruces representan las siete provincias del antiguo Reino de Galicia, constituye la primera seña de este itinerario de 121 kilómetros, que con un marcado rumbo norte-sur separa el golfo Ártabro de la catedral compostelana. Accedemos a la calle Carmen Curuxeiras, vía decadente del primitivo Ferrol Vello formado por callejuelas, bajo una de las puertas de la ya extinta muralla. Aquí se ubicaba el antiguo Hospital de Peregrinos del Espíritu Santo, destinado de igual manera a pobres y enfermos y que funcionó hasta 1780.El itinerario urbano continúa por la Rúa San Francisco y pasa junto a la iglesia del mismo nombre, de torres truncadas y cuyo aspecto actual data de 1757. Justo después nos topamos con el Parador Nacional, de 1960, con sus características galerías acristaladas, y con el palacete de Capitanía. Ambos están rodeados por los jardines de Herrera, excelente mirador sobre la ría, los astilleros y los diques militares donde se alza el obelisco en memoria del brigadier Don Cosme Churruca, que murió en la batalla de Trafalgar.Seguimos de frente por la rúa Real, donde inicia el barrio de la Magdalena, de viviendas modernistas y diseñado en forma de tableta de chocolate con seis calles paralelas cortadas por otras nueve transversales. Siempre por la rúa Real dejamos a mano izquierda la plácida y a su vez concurrida plaza del Marqués de Amboage. Posteriormente, justo al llegar a la plaza de Armas, abandonamos la rúa Real girando 90º a la derecha por la rúa Terra o calle de la Tierra . Desemboca en los Jardines del Cantón de Molins, que se cruzan en el sentido de la marcha (¡ojo porque el mojón jacobeo queda bajo la sombra de los árboles y se aprecia realmente mal!). A la salida del parque tomamos la avenida de González Llanos para ver el Arsenal de mediados del XVIII y acceder al barrio portuario de Esteiro (Km 1,6) .El trazado urbano continúa por la rúa Taxonera y la avenida Marc Mahón, junto a los cuarteles de la Infantería de Marina y rodeando el perímetro de la muralla de los astilleros ferrolanos. En la rotonda del Diapasón se gira a la derecha para pasar junto a la cárcel militar y la Escuela de Especialidades Antonio de Escaño. Nos encontramos en el barrio deCaranza, el más poblado de Ferrol. Tras la ensenada de Caranza, donde se encuentra el Auditorio, llegamos a la rotonda del Mar (decorada por un instrumento de cuerda). En ella giramos de nuevo a la derecha para coger la avenida del Mar, que circula pegada a la ría. Junto a ella, rodeada de zona verde, se sitúa la capilla de Santa María de Caranza, un buen lugar para tomarse un breve descanso (Km 4,7) .El paseo continúa rodeando la ría de Ferrol, una de las Rías Altas, y nos obsequia con una panorámica de los municipios situados en la otra orilla: Neda y Fene. Dejando el campo de fútbol de Caranza a la izquierda, pasamos bajo la FE-14/N-651 y nos dirigimos por la avenida Nicasio Pérez al próximo Polígono Industrial A Gándara, sito en el Concello de Narón.

  • Km 6,4. Polígono industrial A Gándara (Bar)

A la entrada giramos a la derecha por la rúa Luis Seoane y en 200 metros de nuevo a la derecha por el paseo pegado a la zona inundable de la ría. ¡Ojo! , más adelante, debido a unas obras, al llegar a la rotonda donde se encuentra Grúas Eiriz, hay que girar a la izquierda en dirección A Faisca y subir posteriormente a la derecha. Una vez arriba dejamos la carretera y tomamos a la derecha una senda paralela a las vías. Las cruzamos por un paso subterráneo para acceder al lugar de A Faisca.

  • Km 8,6. A Faisca

Continuamos a la derecha por el Camino do Vilar y más adelante, ¡atención porque se trata de otro punto conflictivo!, tomamos el desvío de la derecha (no seguir de frente). Atravesamos un túnel bajo la FE-11 y continuamos a la izquierda hasta el lugar de O Couto. En menos de cinco minutos llegamos junto al monasterio de San Martiño de Xubia, también conocido como mosteiro do Couto. Merece la pena visitar su iglesia románica de tres naves de primera mitad del XII, fecha en la que pasa a ser un priorato más de la Abadía de Cluny. Sus tres ábsides semicirculares, plagados de variopintos canecillos, tampoco deben pasar desapercibidos. Desgraciadamente, la reforma acaecida en el siglo XVIII borró de la escena románica gran parte del conjunto.

  • Km 9,7. Monasterio de San Martiño de Xubia

Junto al crucero dejamos la pista asfaltada y cogemos a la derecha el Camino do Salto. Llegados a este punto, el peregrino ya habrá observado que junto a los hitos jacobeos destacan otros decorados con un pez rojo. Se trata del itinerario hacia el santuario de San Andres de Teixido, donde va de muerto quien no fue de vivo, y que coincide hasta O Ponto con el trazado del Camino Inglés. Con vistas cada vez más cercanas de Neda y Fene, concellos esparcidos bajo los montes de Ancos y Marraxón, vemos abajo las casas del lugar de O Salto y llegamos entre eucaliptos junto a la variante FE-11. Seguimos su estela en paralelo y la superamos por un divertido puente. El Camino Inglés visita posteriormente el lugar de Outeiro.

  • Km 12,1. Outeiro

Desde este otero el itinerario baja hasta el inmediato molino de As Aceñas del siglo XVIII, que se servía del agua de las mareas para la molienda. Hay una restauración prevista pero a día de hoy sólo hay maquinaria oxidada y esqueletos de embarcaciones. Llegamos a O Ponto, donde se desmarca por la izquierda el camino de San Andrés de Teixido, pero no llegamos a entrar de lleno en la población. Cruzamos el brazo de agua del Freixeiro junto a la metalúrgica Megasa y continuamos bordeando la ría por el paseo de Riveira. En quince minutos nos presentamos en el puente sobre elrío Grande del Xubia, que desemboca aquí mismo y que hace de límite entre los Concellos de Narón y Neda. Al otro lado, rodeado de un amplio jardín, nos espera ya el albergue de peregrinos.

2.  NEDA - PONTEDEUME.  16 KM
     

  • Km 0. Neda 

Plácido y hermoso paseo el que iniciamos junto al albergue de peregrinos de Neda. Un tour interpretativo sobre losas y pasarelas de madera que salvan las Marismas del río Belelle, uno de los escasos humedales que habitan la ría de Ferrol. Tras cruzar un arroyo del Belelle giramos 90º a la izquierda para, tras salir a la carretera que divide la localidad, visitar la iglesia barroca de Santa María. Es de 1721 y custodia el Cristo de la Cadena, una talla gótica de estilo Tudor que llegó a Neda en 1550 a bordo de un barco británico que huía de las persecuciones anglicanas.Cruzando la pasarela sobre el río Belelle, que rememora el paso por un antiguo puente, accedemos a la calle El Paraíso, que enlaza con la rúa Real. De nítido trazado medieval, está flanqueada por viviendas porticadas de los siglos XVII y XVIII. En la parte más alta nos espera la Torre del Reloj, de 1786. Adosada a ella y a la Casa Consistorial se encuentran los restos del Hospital de Peregrinos del Sancti Spiritus, fundado en 1500 por Margarita Fernández do Vilar y su marido. Al otro lado de la escalera crece un tejo plantado por la Confraternity of Saint James (Km 2,1).Descendemos por la misma rúa Real y al llegar a la plaza Rectoral doblamos 90º a la izquierda por la rúa General Morgado. Si continuamos unos metros de frente podemos visitar la iglesia de San Nicolás, que luce en el mismo atrio uno de los cruceros más antiguos de Galicia junto con el de Melide. Tanto en el anverso como en el reverso, la figura de Cristo está representada de forma tosca y desproporcionada. La rúa General Morgado nos lleva a pasar bajo la AP-9, tras la que giramos a la izquierda para subir a la AC-115. La seguimos por la derecha junto al Bar Gil para coger en breve el camino do Murallón, que parte junto a la marquesina situada en el arcén izquierdo (Km 3,3) .Rompemos a sudar por la falda del Marraxón, donde obtenemos las mejores vistas de la ría de Ferrol junto con los concellos de Narón y Neda. Desde el alto descendemos a la derecha por los lugares de A Silva y O Puntal de Arriba. Pasado este último, en lugar de bajar a la carretera, se gira a mano izquierda por el lugar de Conces. Nada más pasar un lavadero visitamosA Fonte do Campo , el primer lugar del Concello de Fene en el Camino Inglés. El siguiente rueiro será A Casanova, tras el que cruzaremos la N-651 para pasar junto a la Casa del Concello de Fene (Km 5,9).

  • Km 5,9. Fene (Todos los servicios)

¡Atención! porque unos metros después hay que tomar a mano izquierda la calle de Fraga y torcer de seguido a la derecha por la calle del Alcalde Gerardo Díaz. Estamos en el lugar de As Foxas, que pasa el testigo a los de Chamoso y Mundín, ambos de la parroquia fenesa de San Esteban de Perlío. Junto al lavadero de Mundín giramos a la izquierda y subimos, por fin, por un camino de tierra abordado por un tupido helechal y bajo el bosque mixto de caducifolios y eucaliptos. Asciende hasta la N-651 pero el Camino no la cruza, sin embargo sí pasa bajo el viaducto Romariz de la AP-9 (Km 8,2) .De Rego da Moa seguimos al inmediatoRomariz, lugares de la parroquia de Santiago de Barallobre. Un camino estrecho entre huertas y otro más abierto nos llevan hasta el polígono de Vilar do Colo, entre los Concellos de Fene y Cabanas. A la entrada podemos hacer una pausa en el Área de Servicio, que cuenta con cafetería y restaurante.

  • Km 9,2. Polígono de Vilar do Colo (Bar-Restaurante)

En la misma rotonda de entrada hay que girar a la izquierda y continuar de frente durante 700 metros hasta el final de la calle. Giramos de nuevo a la izquierda y cruzamos posteriormente el río Baa (se trata de un desvío provisional por obras y este tramo está sujeto a cambios). Un nuevo camino nos lleva a sortear la AP-9 por un puente, tras el cual giramos a la izquierda y seguidamente a la derecha. Aparece entonces a escena el viejo Camino Real, hundido por el paso de los caminantes y, sobre todo, por las bestias y los carros, que desciende hasta el lugar de Pena do Pico (Km 11,3).Por el vallejo bañado por el río Laraxe, con sus viejos molinos, alcanzamos O Val y un rato después O Batán, tras el que giramos a mano izquierda para llegar a A Torre, todos ellos lugares de la parroquia de San Martiño de Porto. Mucho cuidado al salir a la AC-122 (si la seguimos unos metros a la derecha podemos visitar la iglesia de San Martín, construida en 1788), que cruzamos de frente para bajar por unas escaleras y pasar bajo el puente del ferrocarril. Dejamos a mano izquierda la capilla de la Magdalena (Km 13,6), toda una provocación estilística de los años 60 que rememora la antigua ermita ya citada en 1611, y llegamos a la playa de la Magdalena.

  • Km 13,6 Playa de la Magdalena (Bar)

El Camino Inglés avanza por el paseo y el pinar impide ver el arenal, así que podemos tomarnos la licencia de cubrir el tramo por esta plácida playa de arena fina y blanca, más teniendo ya enfrente Pontedeume. Al final del paseo giramos a la izquierda en la rotonda y cruzamos el puente sobre el río Eume, que desemboca aquí mismo en la ría de Ares. El puente de piedra original lo mandó construir el caballero Fernán Pérez de Andrade, apodado el Bueno, en el siglo XIV y constaba de casi 70 arcos, con sus torres, capilla y hospital de 12 camas. Tras la remodelación de finales del XIX se quedó en los 15 arcos actuales. Al otro lado del puente giramos a la derecha y seguimos junto a la ría hasta el muelle deportivo. El albergue de peregrinos se encuentra justo enfrente, en uno de los bajos de piedra que servían de almacén a los pescadores (Km 16).
3.  PONTEDEUME - BETANZOS.  21 KM
     

  • Km 0. Pontedeume 

Volvemos sobre nuestros pasos hacia el puente sobre el río Eume para acceder al casco histórico de esta villa medieval. Desde la Inmaculada Concepción comenzamos el ascenso por la porticadarúa Real. A mano izquierda se encuentra el pazo de Don Bartolomé de Rajoy y Losada, arzobispo de Santiago de Compostela en el siglo XVIII y natural de Pontedeume. Más arriba se sale de la rúa Real por la izquierda hacia la plaza de las Angustias, donde enlazamos con la calle del Empedrado, luego Souto da Vila, que nos deja sin oxígeno nada más empezar. La rampa nos compensa con una excelente panorámica sobre Pontedeume, la ría de Ares y Cabanas, con su playa de la Magdalena. Llegamos a la altura de la N-651 pero nos desviamos a la derecha en O Barro junto al número 60. Seguimos ganando altitud y, tras dos desvíos a derecha e izquierda, pasamos por el lugar de Cermuzo, de la parroquia de San Miguel de Breamo (Km 1,9) .Una carreterita rural, supuestamente el viejo camino, rodeada de fronda y con vistas al aserradero de Campolongo, despide el Concello de Pontedeume para acceder al de Miño. Pasada la vivienda de A Xesta salimos a un Stop y bajamos hasta Buiña (Km 3,1). A la salida cruzamos la AC-4802 y entre merenderos y zona verde sorteamos el campo de golf de Martinsa-Fadesa, inaugurado en 2007 y proyectado junto a la urbanización Costa Miño. Justo después entramos en el bosque, un tramo propenso a embarrarse a poco que haya llovido, y salimos de él para sortear la AP-9 (Km 5,3) . Tras seguirla en paralelo un breve trecho, giramos a la izquierda para afrontar una exigente rampa bajo los eucaliptos. Los siguientes lugares que visita el Camino Inglés son Viadeiro y Outeiro, de la parroquia de Santa María de Castro (Km 6,6) .Prestando mucha atención a los cruces que surgen en las aldeas, terminamos bajando hasta el puente sobre el río Baxoi, al parecer construido también en el siglo XIV por petición de Pérez de Andrade. Nada más cruzarlo nos sorprende un bello camino de ribera entre soutos y helechos que pasa junto a las casas de A Prata y bajo el viaducto de la AP-9, que cruza las marismas del Baxoi. La antítesis es el peaje de la autopista, que rodeamos para entrar en Miño. Por las rúas da Fonte y Pardiñeira llegamos al cruce con la rúa de la Praia (AC-154), donde se encuentra el desvío hacia el albergue de peregrinos de Miño, distante unos 800 metros.

  • Km 10,5. Miño (Todos los servicios)

Sin embargo el Camino cruza de frente para acceder a la rúa Real. Desembocamos en la amplia rúa A Barrosa y decimos adiós al núcleo principal de Miño para cruzar las vías, donde tenemos una panorámica de la ría de Betanzos y la desembocadura del río Lambre, que cruzaremos más adelante. Tras el puente sobre el ferrocarril giramos para retomar el rumbo (punto sin señalización) y pegados a un muro pasamos por el lugar de A Ponte do Porco. A la derecha se encuentra la playa de la Alameda, calificada como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC). Los que no hayan parado en Miño pueden detenerse en el bar o en el mesón.

  • A Ponte do Porco / Playa de la Alameda (Bares)

Cruzamos el río Lambre por el Ponte do Porco, que divide los Concellos de Miño y Paderne. También fue levantado por orden del bueno de Pérez de Andrade y el nombre de porco o jabalí hace referencia a uno de los emblemas de su linaje. Tendremos oportunidad de ver el sepulcro de Andrade en la iglesia de San Francisco de Betanzos, sostenido por las figuras de un jabalí y un oso (Km 12,2).Tras el puente, ya en el Concello de Paderne, nos desviamos a mano izquierda junto a unas casas. Nos recibe otra brutal rampa de asfalto que sube hasta el parque infantil de Montecelo. Ojo, junto al parque giramos a mano izquierda y descendemos por una pista sombreada. Un tramo bastante agradable que, después de un giro a la derecha, asciende hasta Montecelo, donde pasamos entre la iglesia de San Pantaleón das Viñas, que conserva la portada románica, y el pazo (Km 14,1) .A 80 metros llegamos al lugar de Trasmil y giramos a mano izquierda para avanzar hasta el próximo Os Barreiros. ¡Atención! porque en este punto el itinerario gira 90º a mano derecha y es muy fácil despistarse y seguir de frente. Descendemos hasta el lugar de Porto de Abaixo, frente al café Navedo al pie de la N-651.

  • Km 15. Porto de Abaixo (Bar-Restaurante)

Andamos 120 metros por el arcén y dejamos la N-651 por la izquierda, afrontando así una rampa que pasa por A Penoubiña, primer lugar de la parroquia de Santa María de Souto, y posteriormente por Chantada (Km 16) . Giramos a mano izquierda junto a una marquesina del autobús y proseguimos por camino herboso, primero, y pista asfaltada, después, hacia los lugares de Vila de Meus y Gas, con una fuente de 1884.Entramos así en el Concello de Betanzos, visitando por pistas vecinales A Rúa y San Paio, con vistas de la ría y la desembocadura del río Mandeo para llegar junto a la iglesia románica de San Martiño de Tiobre. Bien merece una visita esta joya citada ya en el siglo IX. Está situada en la parte más elevada del castro de Tiobre, donde al parecer estuvo el primitivo núcleo de Betanzos, y fue consagrada en el siglo XII por el primer arzobispo de Santiago, Don Diego Gelmírez. Encontramos una excelente estudio y descripción del templo en el Anuario Brigantino de manos de María del Pilar Carrillo (Km 18,8) .Giramos a la derecha junto a la entrada del recinto y, pasando junto al parque infantil, bajamos por O Barral y la empinada cuesta de Sabugueiro hasta los molinos de Caraña. Cruzamos el cauce del mismo nombre y por el camino de Refoxo vamos a dar a la calle de Nosa Señora do Camiño, donde está este templo renacentista también conocido como Os Remedios. Cruzando el puente viejo sobre el río Mandeo entramos en Betanzos por la porta da Ponte Vella, una de las cinco de la antigua muralla. Tras ella giramos a mano izquierda y subimos por la empedrada rúa de Prateiros. Arriba, en lugar de entrar en la Plaza de los hermanos García Naveira, torcemos a la derecha por la rúa do Castro y tras pasar el Ayuntamiento llegamos al albergue de peregrinos, situado en la calle de la Pescadería (Km 21) .
4.  BETANZOS - HOSPITAL DE BRUMA.  28,3 KM
     

  • Km 0. Betanzos 

¡Recordad aprovisionaros de alimentos antes de partir, ya que el primer y único establecimiento al pie del Camino se encuentra a 18 kilómetros de Betanzos! (ver observaciones).De nuevo por la rúa do Castro volvemos nuestros pasos hacia la animosa plaza de los Hermanos García Naveira, pasando antes junto a la Casa del Concello. Atravesamos la plaza de frente pero por el margen derecho, dejando a mano izquierda la estatua de los Naveira, y pasamos junto a la Oficina de Turismo. La rúa do Rollo conduce en línea recta y sin pérdida hasta el puente viejo de As Cascas, sobre el río Mendo. Consta de un solo arco y, aunque ya fue citado en el siglo XIII, fue reconstruido en la primera mitad del XIX (Km 1).Cruzamos el Mendo y, tras atravesar de frente la AC-840, giramos 90º a la izquierda en la rúa da Cascas. Subimos un buen trecho por pista asfaltada entre palmeras, limoneros e higueras y cruzamos el puente sobre el ferrocarril, próximo a los lugares de O Terreo y O Farragoto, de la parroquia brigantina de Santiago de Requián (Km 2,3). Unos 600 metros después cruzamos otro puente, esta vez sobre la A-6, y tras un par de giros derecha-izquierda avanzamos hasta el lugar de Xan Rozo .

  • Km 3,6. Xan Rozo

En el cruce seguimos recto hasta la carretera de Vilacoba DP-0105. La seguimos unos metros por la izquierda y tomamos el primer desvío a la derecha, que por pista nos lleva hasta el campo de fútbol de Limiñón. Nos encontramos ya en el Concello de Abegondo y también con el primer tramo de tierra de la jornada. Ya no regresaremos al paisaje de rías y marismas. El Camino Inglés se mete de lleno en el interior gallego. El camino boscoso desemboca de nuevo en la carretera, que seguimos a la derecha para cruzar el río Mero. Salimos de la vía por la izquierda y entramos en la parroquia de Cos. Pasando junto a una estación de regulación de gas llegamos hasta la iglesia de San Estevo de Cos, situada en el lugar de A Igrexa.

  • Km 7,7. San Estevo de Cos

Tras la iglesia giramos a la derecha y salimos de nuevo a la carretera, que seguimos por la izquierda. Tan sólo 150 metros porque de nuevo dejamos el asfalto por la derecha para pasar por una casa de O Carballal. Nos sale al paso la AC-0106 y tiramos unos metros a la izquierda para recuperar el rumbo. Se agradece la posterior corredoira, con pasal sobre arroyo incluido, que desemboca, como no, en otra pista pavimentada. Nos introduce en la parroquia de Santiago de Meangos y entre cruce y cruce visitamos los lugares de O Souto y Cima de Vila Km 9,5) (a la derecha, sobre el altozano, podemos ver la iglesia de Santiago).Salimos de Cima de Vila por la izquierda y tras numerosas bifurcaciones por estas pistas rurales bajamos hasta el inicio de la parroquia de Presedo. Coincide con el comienzo de un tramo herboso y la aparición del antiguo Camino Real, que aporta frescura después de tanta pista. Otro posterior tramo asfaltado nos sitúa en la DP-0105, donde cruzamos el puente sobre el rego do Fontao (Km 11,8).Doscientos metros más adelante dejamos la carretera por un camino que surge a mano izquierda (si continuamos 450 metros por la carretera llegamos a Presedo, donde se encuentra el albergue municipal de peregrinos y un mesón-museo.

  • Presedo (a 450 metros del Camino) (Albergue. Bar-Restaurante)

Entre caminos y pistas rurales, sin perder de vista la señalización entre tanto cruce, pasamos por los últimos lugares de la parroquia de Presedo, como el de A Agra, y entramos en la de Leiro, donde conocemos su iglesia de Santa Eulalia.

  • Km 14,4. Santa Eulalia de Leiro

Reanudamos la marcha de frente, pasando el lugar de Francos, y marchamos por una pista de tierra que nos obsequia con un fugaz túnel de laureles. Sale a las casas de Boucello, lugar reconocible por el depósito de agua. Bajamos hasta una recta asfaltada de 700 metros, paralela a la carretera, que conduce a Freán, primer lugar de la parroquia de Santo Tomé de Vilacoba (Km 17,2).Dejamos la carretera por la derecha en la primera curva y nos internamos por una senda próxima al río Mero. Al llegar a una bifurcación hay que elegir el sendero que sube a la derecha, ya que el de la izquierda, entre la maleza, llega a un molino derruido junto al cauce. Subimos hasta una casa y bajamos a mano izquierda hasta la carretera. Nos encontramos en el lugar de San Paio, donde está el esperado y ya archiconocido bar Casa Julia-A Pequeñita, regentado por su hija Amelia.

  • Km 18,1. San Paio (Bar)

Tras la capilla de San Paio y justo antes del p.k 154 salimos de la carretera junto a un lavadero. Da comienzo así el tramo más duro del Camino Inglés desde Ferrol. Serán más de 300 metros de desnivel hasta llegar a A Malata. Junto a la primera rampa observamos la iglesia de Santo Tomé de Vilacoba, que cobija también en el exterior una figura de San Paio mártir (Km 18,5) .Superamos el primer repecho y giramos a la derecha en el lugar de O Vieiro. Unos 400 metros después torcemos a la izquierda y llegamos a O Monte, donde parte un camino exigente con varias revueltas que nos dará la puntilla. Asciende hasta Fontenla, donde como agua de mayo se expande una planicie surcada por una recta kilométrica (Km 20,4) . Pasa por el área recreativa de Vizoño y llega a una pista perpendicular, que cruzamos de frente para acceder a un camino herboso. En un claro se nos aparece de repente el cruceiro de San Pedro de Vizoño, todo un halo de misterio en la solitaria encrucijada.Próximo está el puente de la AP-9, que cruzamos para seguir ascendiendo por pista asfaltada hasta las inmediaciones del Castro Maior Dejamos el desvío a la derecha y Pasamos seguidamente por los lugares de O Pozo y A Malata, cuyo topónimo hace referencia a una más que probable leprosería. Aquí se alcanzan unos discretos 454 metros de altitud, la cota más alta del Camino Inglés.

  • Km 25,2. A Malata

Superado el tramo más exigente, aún toca armarse de paciencia porque resta más de media hora hasta Bruma. Nada más cruzar la AC-223, robles, eucaliptos y una gran cantidad de tojos o aliagas acompañan la marcha, incluido un pasal sobre el rego dos Santeiros. Doscientos metros más adelante, junto a unas granjas, desembocamos en una pista ancha y la seguimos hacia la derecha. Por la misma, de frente, viene el Camino Inglés que parte desde A Coruña. De hecho veremos que el siguiente mojón que nos hace girar a la izquierda tiene una vieira por cada lado (Km 26,5) .En el tramo final salvamos el rego dos Outeiros y viramos a la derecha para acercarnos hasta el lugar de Hospital de Bruma. La parroquia de Bruma pertenece administrativamente al Concello de Mesía pero está enclavada como una isla en el de Ordes. El albergue de peregrinos de la Xunta, el primero que se construyó en el Camino Inglés, está levantado sobre el solar del antiguo Hospital de Peregrinos, fundado hacia 1140 y anexionado en mayo de 1175 a la catedral de Santiago .

  • Km 28,3. Hospital de Bruma (Albergue. Bar-Restaurante)


5.  HOSPITAL DE BRUMA - SIGUEIRO.  24,8 KM
     

  • Km 0. Hospital de Bruma (Albergue)

Asimilado el esfuerzo de las etapas precedentes, con el desnivel ganado ya en los bolsillos, hoy nos toca disfrutar de una jornada cómoda, carente de los obstáculos naturales que emergían de las rías ártabras. Saliendo del albergue, vamos a la derecha, deteniéndonos junto a la modesta capilla de San Lorenzo. La primera parte de la etapa la haremos por esta carreterita vecinal con escaso tráfico, aunque los vehículos que pasan no suelen respetar la velocidad. Tras Hospital de Bruma accedemos inmediatamente al Concello de Ordes, atravesando en primer lugar el lugar de O Seixo, de la parroquia de San Pedro de Ardemil. Proseguimos siempre de frente, pasando el rego de Adrán, hasta el lugar de Cabeza de Lobo, donde se encuentra la iglesia de San Pedro (Km 3).

  • Km 3. Cabeza de Lobo

En breve nos encontraremos con una serie de esculturas de algún artista local: por ejemplo un Santiago y otra de un divertido plesiosauro subido en las alturas, que ya puestos podemos bautizar con el nombre de Nessie. El Camino Inglés sigue visitando gran parte de los lugares de Ardemil, van saliendo al paso A Carreira, As Mámoas - cuyo topónimo hace referencia a la presencia de algún túmulo funerario -, A Fraga y O Porto (Km 5,1) , donde descendemos la vaguada que surca el arroyo para remontar hasta A Carballeira. A la salida tomamos un camino entre el pinar que sale al lugar de Os Ramos, donde pasamos al territorio de la parroquia de San Paio de Buscás. Salimos por la derecha a la carretera vecinal llegando al lugar de A Rúa, A mano izquierda encontramos el primer bar, (cierra los lunes por la tarde) y acto seguido la iglesia de San Paio o San Pelayo, con elementos románicos. Este santo fue martirizado en Córdoba con tan solo 14 años, de ahí la talla agonizante del santo que podemos ver en el exterior de la nave.

  • Km 7,1. A Rúa (Bares. Casa Rural)

Pasada la iglesia hay otro bar a mano derecha, tras el que vamos dejando A Rúa. Descendemos ligeramente hacia el lugar de Vilariño y unos 250 metros después dejamos el asfalto por la izquierda. Salvamos un cauce por el Ponte do Cubo y a 70 metros, atención al desvío, giramos a la derecha. Por un tramo herboso, que suele acumular barro con facilidad, subimos hasta una pista que salva por debajo la AC-224. Tras el cruce llegamos al lugar de Outeiro, de la parroquia de San Xulián de Poulo. Justo antes de la casa rural Antón Veiras, también con bar, giramos a la izquierda para sumergirnos en un túnel de laureles.

  • Outeiro (Bar. Casa Rural)

Más adelante, rodeando varios prados y cultivos, llegamos a otra pista pavimentada para atravesar los lugares de Blanca y A Senra (Km 11) . En 10 minutos nos presentamos en el lugar ordense de A Calle, donde hay otro bar, aunque suele abrir a media mañana. Justo antes del bar podemos ver en el dintel de Casa Maldonado la inscripción que atestigua el paso y pernocta del rey Felipe II en esta aldea en 1554. Se aprecia bastante mal porque se encuentra en sombra bajo una cochera, así que usando la linterna del móvil o la luz del frontal y dirigiendo la luz lateralmente, podremos ver las letras con detalle.

  • Km 11,8. A Calle (Bar)

Al dejar A Calle cruzamos con precaución la DP-3802 y acto seguido pasamos el lugar de Carballo, de la parroquia de Santa Olalla de Pereira. Un kilómetro más adelante, en el lugar de Casanova, dejamos la pista para tomar un camino a mano izquierda. Prestando especial atención a los cruces en este tramo, salimos a otra carreterita sobre el medieval puente e Pereira, que seguimos por la izquierda. El puente de un solo ojo apenas es visible - se encuentra en pésimo asfalto bajo el puente de la carretera - pero fijándose bien se aprecia (Km 14,5) . Doscientos metros después del puente cogemos la pista de la derecha y varios cruces después, tras pasar un arroyo, se encuentra el lugar de Os Carrás, de la parroquia de Santa Cruz de Montaos. Cruzamos la pista y tiramos de frente por un frondoso camino hondo que desemboca en otra pista, también agradable y con espacios sombreados que invitan a tomarse unos minutos de descanso. Tras cruzar otra pista pavimentada, ¡son innumerables, tanto como los lugares!, llegamos a Baxoia, lugar de la parroquia de Santa María de Deixebre. Nos encontramos en el primer lugar del Concello de Oroso, el penúltimo que atravesaremos en el Camino Inglés.

  • Km 17,4. Baxoia

Tras cruzar una carretera rural pasamos bajo la AP-9 y 650 metros después torcemos a la derecha 90º. Da comienzo el último tramo de la etapa, una recta sinfín, con numerosos toboganes, que avanza paralela a la autopista, aunque aislada de ella por una fila de árboles que nos van a llevar encajonados durante un largo rato. Una hora después, más menos, alcanzamos por un lateral el polígono industrial de Sigüeiro (Km 22,8) . Entramos en Sigüeiro por un parque arbolado y nos dirigimos hacia la Casa del Concello.

  • Km 24,8. Sigüeiro 


6.  SIGUEIRO - SANTIAGO DE COMPOSTELA. 16,5 KM
     

  • Km 0. Sigüeiro 

Tan sólo cuatro horas nos separan de la plaza del Obradoiro y, además, teniendo la fortuna de que no tenemos que emprender el viaje de regreso para embarcar de nuevo en Ferrol o A Coruña. Pasada la Casa del Concello cogemos la rúa que hay junto al bar y torcemos a la izquierda por la rúa do Tambre. La primera de la derecha es Camiño Real, que seguimos hasta la salida de Sigüeiro. Nada más cruzar el río Tambre, que separa los concellos de Oroso y Santiago de Compostela, giramos a la izquierda para subir a la iglesia de A Barciela. Un camino pedregoso entre los carballos avanza entonces hasta la carretera del aeropuerto, que salvamos de frente (Km 1,4) .Cuando creíamos que todo iban a ser arcenes, tráfico rodado y polígonos debido a la cercanía de la capital, la etapa nos sorprende con este tramo arbolado digno de agradecer. Seguimos ascendiendo, girando a mano izquierda en el primer cruce y en el segundo (la ordenación parcelaria nos hace dar este rodeo). Luego tomaremos los dos siguientes a la derecha, acercándonos ya a la AP-9, que salvamos por un túnel. Entramos así en la parroquia santiaguesa de San Vicente de Marantes (Km 4,2) , que atravesamos por los lugares de A Rúa Travesa, A Torre, y Agualada. El Camino pasa por la parte posterior del hotel San Vicente y llega a la capilla de Agualada para salir a la N-550.

  • Km 5,3. Agualada (Hotel)

Hay un tramo común de 300 metros hasta el paso bajo la N-550, que aprovecha el Camino para cruzarla con seguridad. Donde restan 11,185 km a Santiago giramos a la izquierda hasta el lugar de Vilasuso (recordad que un lugar lo puede constituir una sola vivienda), de la parroquia santiaguesa de San Cristovo de Enfesta. Giramos a mano izquierda, continuando por una pista asfaltada hasta la vera de la N-550, a la que acompañamos hasta el puente Sionlla, dispuesto sobre la misma nacional. A 200 metros de éste torcemos a mano derecha y pasamos bajo la vía del AVE y junto al castro de Formarís. En paralelo a la carretera nacional pasamos por la trasera del hotel Castro, alcanzado más adelante el polígono de Tambre, en cuya entrada hay un bar.

  • Km 11,2. Polígono de Tambre (Bar)

El paso por el polígono no es complicado, hay que atravesarlo siempre de frente por Vía Galileo. Echamos unos 20 minutos para embocar la rúa do Tambre en el lugar de Meixonfrío. Hay que estar atentos para coger unos metros después la rúa do Río, que sale a mano derecha (Km 13,1) . Sale en cuesta a la rúa Camiño dos Vilares, que seguimos hacia la izquierda. No hay más que dejarse caer hasta el Camiño do Chan de Curros, donde ya despuntan las torres de la catedral. Atravesamos el parque Pablo Iglesias, donde se encuentra el acueducto medieval conocido como Ponte Mantible, de tiempos del arzobispo Gelmírez. Al llegar a la avenida de Castelao ya no encontramos señalización fiable, así que debemos cruzar por el semáforo la avenida Xoán XXIII y entrar en la paralela rúa da Pastoriza.Enlazamos de frente por rúa dos Basquiños para proseguir por rúa Santa Clara, que pasa a ser la rúa dos Loureiros. Por la porta da Pena y la plaza de San Martín Pinario, donde vemos desde otra perspectiva este monasterio, accedemos a la rúa da Troia. Nada más salir tomamos a la derecha la rúa da Acibechería, la de los maestros que labraban el azabache, confluyendo así con los peregrinos que vienen del Monte do Gozo. Por la plaza de la Inmaculada, entre San Martín Pinario y la fachada norte de la Azabachería, atraídos por el sonido de alguna de las gaitas que resuenan en el pasadizo, completamos los últimos metros que nos separan de la plaza del Obradoiro

  • Km 16,5. Santiago de Compostela 


Cerrar